LA ETERNIDAD ES DURAR...

Una de las esperanzas de los hombres,
desde siempre ha sido
poder vivir más que los demás...

Siempre nos ha atraído la eternidad,
siempre se espera que la muerte se olvide de uno...

Algo nos dice en algún sitio interior
que no es necesario buscar más vida,
para durar en cada momento de la existencia...

Siempre el hombre ha deseado ser
más duradero que el tiempo...

En la antigüedad se sentía la necesidad
de vivir más que los dioses...

Desear la inmortalidad, 
robarle a los dioses ese secreto,  
y hoy hay quien quiere arrebatar de los dioses
la sabiduría ancestral...  

Quizás, sea la misma cosa 
saber entender la sabiduría
y alcanzar la inmortalidad,
de alma y de cuerpo...

Alma eterna en sus anhelos,
y cuerpo parco y caduco en su mantenimiento...  

Especial configuración de eso llamado hombre
capaz de todo y casi finito apenas empezado...

Anhelos eternos de inmortales logros,  
almas deseosas de permanecer y de durar
más allá de la propia existencia de uno...

Quisiera adornar las vidas de todas las personas 
con palabras de amor
y con palabras de eternidad,
y con palabras de bondad...

Quisiera poder entender de almas
para llevarlas al cielo del placer...

Futuro y presente juntos en ese medio
que es la intuición de las esencias de la vida
y de las sabidurías eternas...

Cual perla extraña que se asemeja a tesoro ancestral,
la palabra de vida hace que la vida sea plena de significado...

Vida que asemejas a esas otras esencias
que dicen que los hombres saben edificar futuros
con las palabras al igual que las palabras
de los que vivieron antes que nosotros
y crearon múltiples religiones
y dieron comienzo a varios pueblos elegidos
para ser los continuadores de la vida que perdura 
que dura más que los mismos dioses
inspiradores de todo ese ancestral mundo,
mezcla de antes y de ahora, 
mezcla de hombres y de dioses,
mezcla de caducidad y de eternidad,
mezclas de ingenio y de memorias de otros tiempos...